INBISA estrena servicio de recogida
Abril 22, 2013 Noticia en INBISA

INBISA Servicios y Medio Ambiente estrena un servicio de recogida a domicilio de residuos vegetales en Sondika

· En colaboración con el Ayuntamiento de Sondika, el objetivo es gestionar de forma sostenible los vertidos resultantes de las labores de siega y poda

· El servicio es totalmente gratuito para todos los vecinos de la localidad vizcaína que lo soliciten

INBISA Servicios y Medio Ambiente ha puesto en marcha un servicio de recogida a domicilio para los residuos vegetales originados en la siega y poda de los jardines, huertas y terrenos de los vecinos de la localidad de Sondika (Bizkaia). El objetivo de esta iniciativa es facilitar a los ciudadanos la correcta gestión de este tipo de residuos vegetales, evitando así que acaben depositados en los contenedores de basura o en vertederos incontrolados. 

Con esta iniciativa, INBISA Servicios y Medio Ambiente, en colaboración con el Ayuntamiento de Sondika, da así un paso más hacia el objetivo de lograr el denominado ‘vertido cero’, apostando por una gestión sostenible de los residuos. El Consistorio pone en marcha este servicio que estará a disposición de aquellos vecinos que lo soliciten de forma totalmente gratuita. Así, aquellos ciudadanos que deseen que se recojan los restos de jardinería de la puerta de sus hogares, deberán solicitarlo previamente a través de un teléfono gratuito (900 720 631) que se ha habilitado para tal fin. El horario de recogida de avisos será de lunes a viernes de 9:00 a 13:00 horas, y fuera de este horario, la petición se registrará en un contestador.

La recogida será los lunes, ya que suele ser los fines de semana cuando la gente aprovecha para dedicar mayor tiempo al cuidado de sus jardines. Los vecinos que quieran hacer uso de este servicio deben tener en cuenta que todos los residuos generados deben trocearse y recogerse en bolsas que deben quedar perfectamente cerradas. Estas bolsas se depositarán en el exterior de la vivienda el mismo día que se proceda a la retirada de las mismas.

Estos restos serán posteriormente triturados y se utilizarán para elaborar un acolchado vegetal que se colocará en la base de los macizos de arbustos de las zonas verdes del municipio. Este componente biodegradable servirá para mantener la humedad en la base de los arbustos y evitar que salgan malas hierbas. Así, se cierra un círculo en clave sostenibles y de reutilización.