INBISA construye un Hogar para Jesús
Enero 10, 2013 · Noticia en INBISA

INBISA Construcción (byco) construye un nuevo hogar para la Fundación Jesús Caminante en Madrid

• El nuevo centro en Colmenar Viejo acogerá a más de 60 personas desamparadas
• Las obras incluyen la construcción de una residencia y la habilitación de una zona de recreo en una parcela de 8.000 m2

INBISA Construcción (byco) está trabajando desde el pasado mes de Septiembre en la construcción de un nuevo hogar para la Fundación Jesús Caminante sobre una parcela de 8.000 metros cuadrados en Comenar Viejo (Madrid), cedida por el Ayuntamiento de la localidad. En esta primera fase, que cuenta con un presupuesto de 803.000 euros, INBISA Construcción (byco) ejecutará la construcción de una residencia de 5.038 m2 hasta cubrir aguas.

En la segunda fase del proyecto, INBISA Construcción (byco) realizará los acabados del centro de acogida y habilitará, además, una zona de recreo ajardinada, de 2.962 m2, para los usuarios, en colaboración con Saint Gobain Fondation D’entreprise y Magarsa, así como otras compañías que se quieran sumar a esta iniciativa solidaria para dar cobijo a las personas sin hogar. Las obras, incluyendo las dos fases, se prolongarán alrededor de cinco meses.

El nuevo hogar de la Fundación Jesús Caminante acogerá a más de 60 personas en situación de desamparo. En estos momentos, la sede en la calle Virgen de Fátima se ha quedado pequeña para atender adecuadamente a los usuarios del centro. Las nuevas instalaciones que ejecutará INBISA Construcción (byco) mejorarán sustancialmente la comodidad de los residentes, que podrán disfrutar de habitaciones y salones más amplios, así como de una amplia zona de paseo.

La Fundación ha atendido a más de 500 ‘sin techo’
La Fundación Jesús Caminante ha acogido a más de 500 personas desamparadas, desde su creación en 1987. El centro atiende a personas sin vivienda, en situación de extrema necesidad, en algunos casos con grandes deficiencias físicas y psíquicas.

La labor social de esta asociación no podría llevarse a cabo sin la inestimable ayuda de más de un centenar de voluntarios que actualmente trabajan de forma altruista en la Fundación. Además de prestar asistencia a los usuarios, el equipo de voluntarios se encarga también del mantenimiento y la limpieza de las instalaciones.